Aprender cómo bajar la panza: Manejando tus emociones

Uno de los problemas más comunes que tienen las personas que desean aprender cómo bajar la panza es que no saben por dónde empezar. No es para menos, con un mercado que no para de crecer y una avalancha de información que no deja de confundirnos. Sin embargo, el mejor lugar para comenzar a bajar la panza es comenzar por ti mismo, ya que eres tu quien decide cuánto quiere pesar. Si quieres aprender el primer paso para bajar la panza, entonces continúa leyendo.

Cómo bajar la panza: dando el primer paso.

La mayoría de los problemas de gordura y obesidad vienen de la mano de problemas emocionales, de ansiedades y represiones por las que pasan los individuos a lo largo de su vida. En este sentido, si nos ponemos a pensar, frente a un problema glandular o físico, quizás sea mucho más fácil bajar la panza de lo que parece. Aunque tengas que luchar con tus emociones, eventualmente podrás adelgazar y sentirte bien contigo misma.

El primer paso es, entonces, conocer cómo te sientes a la hora de comer. ¿Comes cuando tienes ansiedad?, ¿Comes cuando estás nervioso o nerviosa?, ¿Comes antes o después de una situación importante, como un exámen o una entrevista de trabajo?, ¿Comes cuando estas deprimida?, ¿En qué momentos del día comes más?, ¿Qué sientes cuando comes?, ¿Sientes culpa o disfrutas la comida?, ¿Masticas los alimentos o te alimentas de forma veloz? Todas estas preguntas te ayudarán a dilucidar si tu problema con el sobrepeso puede llegar a ser emocional.

Cómo bajar la panza: técnicas naturales.

Una vez que has entendido cuándo es que comes más y bajo qué circunstancias te sientes ansiosa o ansioso y aumentan tus ganas de comer, entonces es hora de revertir estas situaciones. Lo que te dará esta noción y observación sobre ti mismo es la capacidad de decidir cuándo comer por necesidad o por hambre y cuándo comer por nervios o ansiedad. Las emociones juegan un papel mucho más importante de lo que pueda parecer. Sigue estos pasos.

  1. Cuando estés en una situación de estrés, observa cómo crecen tus ganas de abrir la heladera, ir a la tienda o simplemente masticar algo, lo cual puede ser un chicle, un botón de tu camisa, un cordel de tu blusa, etc.

  2. Antes o después de una situación importante, como una entrevista laboral o un exámen de la facultad, examina tus sentimientos y tus reacciones. No permitas que comer sea un acto automático, sino más bien uno determinado por tu voluntad.

  3. Saborea más la comida. Mastica al menos 20 veces cada trozo de alimento y agradece porque tienes la posibilidad de tener más comida en la mesa todos los días. De esta manera, estarás aplicando estrategias y técnicas sobre cómo bajar la panza.

Muchas gracias y no te olvides dejar tu comentario!

El equipo de ComoBajarLaPanza.

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. Bajar la panza es más sencillo de lo que piensas | comobajarlapanza10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: